Nuestros productos llegan directamente al consumidor final, sin pasar por ningún tipo de intermediarios, así tratamos de que el verdadero sabor de nuestras naranjas valencianas y naturales llegue intacto al cliente tanto nacional como europeo en la mayor brevedad posible.

La actividad comercial de Valorange tiene lugar entre los meses de octubre a abril, a pesar de que estas fechas de inicio y fin de la temporada pueden variar en función del clima (entre otros factores).

Además, esperamos lo suficiente como para recolectar los productos en el momento justo de madurez, no haciendo uso de tratamientos químicos post cosecha. Cultivamos cítricos 100% naturales y de primera calidad en cuanto a sabor y propiedades.

Tal es nuestra apuesta por la primerísima calidad de las naranjas y mandarinas, que damos la posibilidad de realizar el pago del pedido, una vez el consumidos las haya probado y esté satisfecho con el producto y servicio.

Una vez el producto es recolectado de acuerdo con los pedidos realizados, se transporta al almacén para proceder a la selección, limpieza, envasado, y etiquetado del producto.

Cabe destacar que el proceso de selección es mínimo puesto que no se realizan pedidos por calibre a no ser que el cliente lo demande específicamente, simplemente se desecha aquel producto que se encuentre en mal estado.

Además, la limpieza del producto consiste simplemente el pasar un paño para retirar la posible suciedad. No se aplica ningún producto de conservación ni cera.

proceso-es.png